JPEG - 16.2 KB

Alrededor de un millón de venezolanos partidarios del Presidente Hugo Chávez desfilaron el 1o de mayo en diferentes ciudades del país, en lo que líderes sindicales consideran la mayor demostración obrera de los últimos años.

La manifestación contrastó con una deslucida marcha de la opositora Confederación Nacional de Trabajadores (CNT) que, pese a trasladarse por un trayecto mucho menor no logró aglutinar una masa compacta en todo su recorrido.

Orlando Chinos, coordinador nacional de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), declaró a Prensa Latina que la presencia mayoritaria de los partidarios de Chávez en el desfile por el Día Internacional de los Trabajadores desbordó las expectativas de los organizadores y marcó el principio del fin de la CTV.

En medio de un mar de banderas venezolanas, playeras rojas y consignas como “Yankis go home” y “El poder electoral es antiimperialista”, Chirinos consideró la participación masiva también un respaldo al enfoque clasista de la UNT.

Recordó que esa agrupación surgió hace dos años ante la posición pro empresarial y de desconocimiento de las necesidades de la clase trabajadora, en medio del desconcierto de los venezolanos.

Chirinos indicó que eso queda claro al observar las consignas enarboladas por los colectivos, a favor de la cogestión y en demanda de cambios de la Ley Orgánica del Trabajo que, según su criterio, es resultado de la anterior correlación de fuerzas.

Explicó que UNT favorece el cambio de modo de producción capitalista y quiere insertarse como participante activo de la discusión en curso sobre la necesidad de un Socialismo del Siglo XXI, promovida por Chávez.

Es necesaria una reforma profunda, dijo, para consolidar el proceso y eso debe estar precedido por una amplia reflexión colectiva en la que los trabajadores consideramos debemos tomar parte de las decisiones.

El dirigente sindical reconoció asimismo la elevación decretada por Chávez del salario mínimo del 26 al 40 por ciento, para fijarlo desde hoy en 405 mil bolívares mensuales (188 dólares) y terminar con las diferencias entre trabajadores del campo y la ciudad.

La importancia de la medida, resaltó, está dada en que el 70 por ciento de los venezolanos recibe el salario mínimo o cercano a esa cifra, pero al mismo tiempo consideró necesario seguir elevando el nivel salarial de todos los trabajadores.

En relación con la manifestación convocada por la opositora CTV dijo que los primeros estimados indican que la de la UNT cuadriplicó la participación de esa convocatoria.

Según su criterio la pobre participación de los grupos opositores se debe a que la clase obrera venezolana está liquidando una central que defiende los intereses de la oligarquía y de una potencia extranjera.

PL