El BND, siglas del Bundesnachrichtendienst o servicio de inteligencia exterior de Alemania, revisó radicalmente su estimado sobre la situación en Siria, según ha revelado Spiegel Online [1].

Basándose en declaraciones de oficiales superiores que habían desertado de las fuerzas armadas sirias, el BND predecía hasta ahora la rápida caída del gobierno del presidente Bachar al-Assad. Pero en este momento estima que el actual gobierno sirio obtendrá definitivamente la victoria antes de que termine el año 2013.

El BND señala en su estimado que el Ejército Árabe Sirio ha logrado garantizar la seguridad de sus líneas de abastecimiento y cortar las de los «insurgentes», yihadistas masivamente extranjeros respaldados por la OTAN y el Consejo de Cooperación del Golfo.

La liberación de la ciudad de Qoussair por el Ejército Árabe Sirio debe ser el preludio de la reconquista de toda la región de Homs y marcaría el fin definitivo de los proyectos de división del territorio sirio, con excepción de una posible zona kurda.

[1] «Bürgerkrieg in Syrien: BND prognostiziert Vormarsch der Assad-Armee», por Matthias Gebauer, Spiegel Online, 22 de mayo de 2013.