Contradiciendo la reciente declaración del presidente de la República Checa, Milos Zeman [1], el primer ministro Andrej Babis (ver foto), afirmó a través de su cuenta de Twitter que «La República Checa nunca produjo, desarrolló ni almacenó alguna sustancia del grupo Novichok».

JPEG - 14.1 KB

Sin embargo, el primer ministro checo admitió en un comunicado que su país realizó una microsíntesis de una sustancia del grupo Novichok en el marco de un programa militar destinado a garantizar la protección de civiles y soldados. Pero agregó que ese trabajo no puede ser considerado como una producción o desarrollo de ese agente neurotóxico. Seguidamente afirmó que las declaraciones anteriores del presidente Milos Zeman fueron resultado de un malentendido.

«El Novichok A230 es distinto al A234, que fue utilizado para envenenar a Serguei Skripal en el Reino Unido», afirmó el primer ministro checo.

[1] «La República Checa reconoce que sí produjo Novichok», Red Voltaire, 6 de mayo de 2018.