JPEG - 31.1 KB

La Unión Europea condena enérgicamente las actividades ilegales perpetradas en el territorio de la República Checa que causaron las explosiones en el depósito de munición de Vrbětice en 2014. Las explosiones se saldaron con la muerte de dos ciudadanos checos, y supusieron una grave amenaza para la población civil y enormes daños materiales. La UE se toma muy en serio las conclusiones de las autoridades checas, basadas en exhaustivas investigaciones, según las cuales estas acciones han sido perpetradas por agentes del servicio de inteligencia militar ruso (GRU).

La Unión Europea siente honda preocupación por toda violación flagrante del Derecho internacional y de la soberanía de la República Checa, así como por cualquier acción de este tipo dirigida contra cualquier otro Estado miembro de la UE. Rusia debe abstenerse de realizar actividades que amenazan la seguridad y la estabilidad de Europa y contravienen las obligaciones internacionales de Rusia.

La Unión Europea expresa su plena solidaridad con la República Checa, apoya las medidas adoptadas por sus autoridades hasta la fecha y está dispuesta a apoyar los esfuerzos que emprenda en adelante para llevar a los responsables ante la justicia. La UE condena la reacción desproporcionada y las posteriores amenazas de la Federación de Rusia contra la República Checa. Se seguirá respondiendo con la más firme determinación, también a escala de la Unión Europea, según proceda, a las acciones perturbadoras cometidas por los servicios de inteligencia rusos contra los intereses y la seguridad de la UE y sus Estados miembros.