El presidente del Congreso Mundial Uigur, Dolkun Isa, con el primer ministro turco, Binali Yildirim, ‎el 16 de febrero de 2018 en Munich.

Los «Xinjiang papers», publicados en el New York Times el 16 de noviembre de 2019, son ‎presentados en Occidente como un plan chino de represión contra la cultura uigur [1]. ‎

Esos documentos, redactados originalmente en chino, siguen siendo de difícil comprensión para ‎los occidentales. El hecho es que la República Popular China protege la cultura uigur y tolera ‎la religión musulmana pero a la vez lucha contra el terrorismo y el separatismo del Congreso Mundial ‎Uigur (World Uyghur Congress, WUC).‎

China incluso ha publicado numerosos estudios [2] donde explica su política hacia el pueblo uigur. ‎

Los documentos publicados ahora por el New York Times en realidad demuestran el deseo del ‎gobierno chino de mantener la paz civil por todos los medios y si el presidente Xi ha exhortado las ‎fuerzas del orden a mostrarse «absolutamente implacables» ante los terroristas es porque China ‎se encuentra ante una poderosa organización, el Congreso Mundial Uigur, que el New York ‎Times presenta como pacífica pero que fue creada por la CIA durante la guerra fría. ‎

A pesar de su supuesto pacifismo, el Congreso Mundial Uigur, con sede en Munich (Alemania), ha ‎reclamado la autoría de numerosos y sangrientos atentados perpetrados en China. Además, con ‎ayuda de Turquía, esa organización ha enviado miles de individuos a adquirir experiencia ‎militar participando en la yihad contra Siria [3]. ‎Actualmente más de 18 000 yihadistas uigures se encuentran atrincherados en la ciudad de al-‎Zanbaki –en la gobernación siria de Idlib– donde reciben alimentos y atención médica de varias ‎‎«ONGs» de Alemania y Francia. ‎

Los yihadistas uigures cuentan hoy con gran respaldo en Europa. Hace sólo unos días, del 7 al 9 de ‎diciembre, se realizó en Bruselas, ciudad donde tienen sus sedes la OTAN y la Unión Europea, un ‎seminario de cabilderos a favor del yihadismo uigur. Después del seminario, se realizó en el ‎Parlamento Europeo, el 10 de diciembre, una conferencia bajo la presidencia del eurodiputado ‎francés Raphael Glucksmann y del presidente del Congreso Mundial Uigur, Dolkun Isa.‎

JPEG - 40.7 KB
El presidente del Congreso Mundial Uigur, a la izquierda, preside un seminario en el Parlamento ‎Europeo junto al eurodiputado francés Raphael Glucksmann. ‎

[1] “‘Absolutely ‎No Mercy’: Leaked Files Expose How China Organized Mass Detentions of Muslims”, Austin Ramzy ‎y Chris Buckley, The New York Times, 16 de noviembre de 2019

[2] “Human Rights in Xinjiang – Development and ‎Progress”, 1º de junio de 2017; “Cultural Protection and Development in ‎Xinjiang”, 13 de diciembre de 2018; “The Fight against Terrorism and ‎Extremism and Human Rights Protection in Xinjiang”, Voltaire Network, 18 ‎de marzo de 2019.

[3] «La CIA utiliza a Turquía para presionar ‎a China», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 19 de febrero de 2019.