El gobierno de Ruanda acaba de publicar su propio informe sobre el papel de Francia en el ‎genocidio de 1994.

Según ese informe, elaborado por la firma de abogados estadounidense Levy ‎Firestone Muse, Francia fue responsable pero no cómplice del genocidio, cuyo número de ‎víctimas mortales se estima entre medio millón y un millón.‎

El informe publicado por el gobierno ruandés fue precedido en sólo días‎ por la publicación del ‎‎informe del gobierno francés, redactado por un equipo de historiadores. ‎

Documentos adjuntos