JPEG - 15.9 KB
Augusto Pinochet

El sistema bancario de Estados Unidos debe responder por el desvío de dinero público comandado por el ex dictador chileno Augusto Pinochet, entre 1973 y 1990. Esta es la exigencia que hace la Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (ALDHU), que expresa su indignación por la "evidente" complicidad de algunos bancos estadounidenses en la triangulación y ocultamiento de 125 cuentas relacionadas al dictador, acusado de violar sistemáticamente los derechos humanos.

En estas cuentas bancarias, Pinochet encubrió el robo sistemático de fondos públicos chilenos, totalizando decenas de millones de dólares, afirma ALDHU. "Es inaceptable que la operación sistemática de lavado del dinero corrupto de Pinochet, haya pasado inadvertido por más de un cuarto de siglo para los mecanismos de control del sistema bancario estadounidense", observa la entidad.

En la operación de encubrimiento participaron el Banco de Chile (filial de Estados Unidos), Espíritu Santo Bank (Miami), Banco Atlántico (parte de Banco Sabadell), Bank of América, Coutts & Co. (parte del Banco Santander), Ocean Bank (Miami), PineBank (Miami), Riggs Bank (Miami) Citibank (Nueva York - Miami.). Estos son sólo los revelados hasta ahora.

"Es imprescindible que los Estados Unidos expliquen al mundo y en especial al pueblo y gobierno de Chile, hasta donde llegaron los tentáculos de esta conspiración; que niveles de participación tuvieron en ella los estamentos oficiales del Estado, y sobre todo quienes dispusieron desde las esferas del poder en USA, que se otorgaran las facilidades y que “fallaran” los controles, para hacer posible este lavado de dinero a favor de Pinochet y sus cómplices", declara la entidad en un comunicado.

ALDHU quiere que las autoridades estadounidenses sean más transparentes y advierte sobre las implicaciones en otras operaciones de encubrimiento de otros delitos cometidos por Pinochet. En particular de ocultamiento de beneficios ilegítimos provenientes del tráfico de armas y exacción de bienes de detenidos desaparecidos.

Las tensiones en Chile por el desafuero del general retirado sólo crecen. Amplios sectores de la sociedad chilena desean el procesamiento del general que encabezó el golpe de estado de septiembre de 1973. Según la prensa chilena, el gobierno ha favorecido parcialmente la intención de castigar algunos de los crímenes políticos más contundentes cometidos por el régimen pinochetista, pero los analistas denuncian que existe el objetivo de que nadie sea sancionado, incluyendo el general Pinochet.

El pasado día 16, por ejemplo, la Corte Suprema rechazó el desafuero de Pinochet por el asesinato del ex comandante en jefe del ejército Carlos Prats y su esposa, Sofía Cuthbert, ocurrido en Buenos Aires en 1974. Por otro lado, recientemente el Servicio de Impuestos Internos (SII) volvió a pedir su desafuero para que pueda ser procesado por "evasión de impuestos".

Adital