La Cumbre Económica de la Liga Árabe‎ debe celebrarse en Beirut, la capital libanesa, el 19 y el 20 ‎de enero de 2019, pero al menos dos problemas pueden provocar su posposición:
- En primer lugar, existe una intensa polémica entre los países miembros de la Liga Árabe‎ sobre la ‎conveniencia de reintegrar a la República Árabe Siria.
- En segundo lugar, el partido libanés Amal, fundado durante la guerra civil libanesa por el imam ‎iraní Moussa Sadr, se opone resueltamente a la presencia de una delegación libia en el encuentro ‎mientras no haya respuesta a la cuestión de la desaparición de ese líder, durante un viaje oficial ‎a Libia, en 1978. ‎

Hannibal, uno de los hijos del asesinado líder libio Muammar el Kadhafi, está detenido ‎actualmente en Líbano y declaró –en enero de 2017– que Abdessalam Jalloud, número 2 del ‎gobierno libio en 1978, organizó el secuestro de Moussa Sadr y que varios agentes libios ‎usurparon las identidades de Sadr y de sus acompañantes para hacer creer que habían salido ‎de Libia hacia Roma. ‎

Hannibal Kadhafi afirmó además que el imam Sadr estuvo secuestrado e incomunicado en Libia ‎durante años y precisó dónde. Abdessalam Jalloud, que era un amigo de infancia del Muammar el-‎Kadhafi, fue separado del poder libio en 1993 debido a graves errores y vive actualmente ‎en Londres. ‎

Hannibal Kadhafi contradecía así declaraciones anteriores del coronel Ahmad Ramadan al-Asaibie. ‎Este ex director de la oficina de información del líder libio, afirmó en 2011 a un canal de ‎televisión emiratí que el imam Moussa Sadr había sido asesinado por orden de Muammar ‎el Kadhafi durante su estancia en Libia [1]. ‎

En todo caso, estas dos versiones sobre la desaparición del imam Sadr no aclaran las polémicas ‎sobre el papel político del imam ni permiten saber quién ordenó asesinarlo. ‎

El ministro de Justicia del Líbano, Salim Jreissati –miembro del bloque político del presidente ‎libanés Michel Aoun– declaró haber recibido, en mayo de 2018, una carta del Comité de ‎Derechos Humanos de la ONU, que cuestiona la legalidad de la detención de Hannibal Kadhafi. Este 9 de ‎enero de 2019, el ministro libanés de Justicia solicitó inesperadamente a la inspección judicial ‎libanesa que estudie el asunto, pero el ministro de Finanzas, Alí Hassan Khalil (miembro del bloque ‎de Amal), reaccionó poniendo en duda la existencia de la carta de la ONU. ‎

Según la prensa libanesa, Rusia estaría presionando al gobierno libanés para que libere a Hannibal ‎Kadhafi.‎

El partido libanés Amal está preparándose para bloquear el aeropuerto de Beirut e impedir así que ‎una delegación libia participe en la cumbre económica de la Liga Árabe‎. ‎

[1] «El imam Moussa Sadr fue víctima de Muammar ‎el Kadhafi en 1978», Red Voltaire, 14 de noviembre ‎de 2011.