JPEG - 43.7 KB

Por orden de mi gobierno y dando seguimiento a nuestras cartas anteriores sobre los crímenes ‎cometidos por los grupos terroristas armados, quiero llamar su atención sobre lo siguiente:‎

Cada vez que el Ejército Árabe Sirio gana terreno ante los grupos terroristas en diferentes puntos ‎del territorio, los Estados que los apoyan emprenden febriles campañas de propaganda para ‎desviar la atención del terrorismo, de la agresión y de la ocupación que nuestro país está ‎sufriendo, lo cual confirma que nunca les interesó proteger a los civiles sino, por el contrario, ‎proteger su propia inversión en el terrorismo, al que han dedicado miles de millones de dólares. ‎

El Gobierno sirio quiere recordar al respecto que las poblaciones sufren desde hace 9 años ‎los sufrimientos que los grupos terroristas armados les imponen al sembrar la muerte y la ‎destrucción en todos los sectores donde están presentes, utilizando a los civiles como escudos ‎humanos, violando el carácter sacrosanto de los hospitales y escuelas, transformando estos en ‎bases militares y sometiendo los habitantes de las zonas residenciales a bombardeos ‎indiscriminados con lluvias de obuses y misiles. ‎

Como prolongación de los crímenes incesantes contra los civiles, los grupos terroristas armados ‎posicionados en el oeste de la provincia de Alepo y en otros sectores han intensificado ‎recientemente sus ataques contra barrios densamente poblados y hasta ahora seguros de las ‎ciudades de Alepo, Idlib y Latakia, bombardeándolos indiscriminadamente con obuses y cohetes, ‎dejando decenas de víctimas entre los civiles, en su mayor parte mujeres y niños. ‎

Ante estos crímenes y preocupado por proteger la vida de inocentes que se encuentran en los ‎sectores bajo control de los terroristas, el Gobierno sirio ha adoptado gran cantidad de medidas ‎para velar por que la ayuda humanitaria sea enviada a los civiles y para actuar de manera que ‎estos puedan salir de esas zonas de manera segura y sin obstáculos. Sin embargo, los grupos ‎terroristas armados presentes en las regiones menos accesibles de la provincia de Alepo y en ‎la ciudad de Idlib rechazan esas medidas. Por órdenes de sus amos, siguen arremetiendo contra ‎los civiles, se niegan a dejarlos partir, los mantienen como rehenes y los utilizan como escudos ‎humanos. Han atacado a personas que habían logrado huir hacia los corredores humanitarios de ‎Abu el-Duhur, Hbit y Hader, corredores establecidos por el Gobierno sirio para garantizar la salida ‎de los civiles. ‎

El Gobierno sirio reafirma una vez más que no escatimará esfuerzos para salvar a los civiles y ‎ayudarlos a abandonar las zonas controladas por los terroristas. Subraya al mismo tiempo que las ‎operaciones militares contra los terroristas en los sectores donde estos mantienen posiciones ‎constituyen una respuesta dirigida a los puntos donde se originan los disparos y ataques criminales ‎reiterados de las bandas terroristas contra civiles inocentes. ‎

El Gobierno sirio seguirá cumpliendo el deber que le asigna su Constitución, o sea combatir el ‎terrorismo y liberar Siria del azote y de las acciones de los grupos terroristas armados, ‎de conformidad con los principios del derecho humanitario y las resoluciones del Consejo ‎de Seguridad sobre la lucha contra el terrorismo, como lo haría todo Estado Miembro apegado a ‎su independencia y su soberanía. ‎

Le agradeceré que tenga usted a bien distribuir el texto de la presente carta como documento del ‎Consejo de Seguridad. ‎

Fuente: ONU S/2020/49