Una unidad ultrasecreta de las fuerzas especiales de Israel denominada Shayetet 13 ‎‎(13ª Flotilla) viene realizando, desde hace 3 años, operaciones de sabotaje contra barcos civiles ‎iraníes con destino a Siria. En esas operaciones secretas de sabotaje Israel utiliza principalmente ‎minas que se adhieren al casco de los barcos atacados, pero también ha recurrido al arma nuclear táctica utilizada ‎en 2020 contra el puerto de Beirut, la capital libanesa. ‎

Supuestamente, el objetivo inicial de estos ataques marítimos israelíes contra barcos civiles iraníes ‎era impedir que Irán hiciera llegar armamento pesado al Hezbollah libanés enviándolo a través ‎de Siria. Pero actualmente se trata de impedir que Irán abastezca a Siria con el combustible que ‎necesita la población siria. ‎

Al parecer, las pérdidas que Irán ha sufrido en esos ataques marítimos israelíes se acercan a los ‎‎1 000 millones de dólares y, desde hace 2 meses, Irán ha comenzado a responder con ataques ‎contra barcos israelíes en el Golfo Pérsico. ‎

Sin embargo, ninguno de los dos contrincantes menciona públicamente esta guerra naval, a pesar ‎de que ya se cuentan como mínimo un total de más de 20 barcos averiados o hundidos. ‎La prensa internacional tampoco ha reportado una marea negra registrada frente a las costas ‎de Siria a causa de un derrame de petróleo provocado por un ataque israelí. ‎

Al comentar el sabotaje contra un buque-cisterna iraní frente al litoral de Eritrea, el 6 de abril ‎de 2021, el general Benny Ganz, ministro de Defensa de Israel, declaró:
«Esta ofensiva no es suficiente. Debemos realizar misiones ofensivas y lo haremos lo mejor ‎posible.»‎

Por supuesto, nadie parece preguntarse por qué la posibilidad de que los sirios tengan gasolina ‎para sus autos tendría que verse como una “amenaza” para la seguridad de Israel. ‎

Para más detalles, ver:‎
- “Israel Hits Syria-Bound Iranian Oil”, por Godon Lubold, Benoit Faucon y Felicia Scwartz, ‎‎Wall Street Journal, 12 de marzo de 2021.
- «La bataille navale s’intensifie entre Israël et l’Iran», Marc Henry, Le Figaro, 8 de abril de 2021.
- “La guerra clandestina entre Irán e Israel se traslada a alta mar”, Lluís Miquel Hurtado, ‎‎El Mundo, 8 de abril de 2021.