Turquía impone su moneda, la libra turca, en las zonas del norte de Siria que mantiene bajo ‎ocupación militar. ‎

La gobernación siria de Idlib, parcialmente ocupada por al-Qaeda [1], se ha convertido de hecho ‎en una extensión de Turquía, como la “República Turca del Norte de Chipre”, instaurada ‎en 1974, mediante la “Operación Atila”, cuando Turquía ocupó militarmente casi un 40% ‎de Chipre.‎

Internacionalmente, la llamada “República Turca del Norte de Chipre” es reconocida únicamente ‎por Turquía y, aunque Chipre es miembro de la UE desde 2004, la Unión Europea –que se ‎autoproclama «defensora de la paz»– nunca ha asumido seriamente la defensa de la población ‎chipriota sometida a la ocupación turca. ‎

La anexión de facto de la gobernación siria de Idlib por parte de Turquía coincide con el ‎recrudecimiento del asedio occidental contra Siria, mediante la llamada “Ley César” ‎‎(Cesar Act) estadounidense [2], con la quema de campos ‎cultivados sirios por las fuerzas militares estadounidenses y los yihadistas [3] y con el reciente anuncio del regreso de Irán al bando de Turquía [4].‎

La anexión de facto del norte de Siria corresponde a lo planteado en el «Juramento Nacional» ‎‎ [5], ‎redactado por Mustafá Kemal Ataturk en respuesta a los tratados de paz de la Primera Guerra ‎Mundial. Ese texto de Ataturk también contempla la anexión de vastos territorios de Irak ‎y Grecia. ‎

[1] «Reorganización de al-Qaeda en Siria», Red Voltaire, 16 de junio de 2020.

[2] «Hezbollah denuncia que Estados Unidos ‎busca provocar una hambruna en Líban», Red Voltaire, 18 de junio de 2020.

[3] «Estados Unidos y la Unión Europea ‎provocan crisis alimentaria en Siria», Red Voltaire, 12 de junio ‎de 2020.

[4] «Irán muestra su apoyo a la OTAN ‎en Libia», Red Voltaire, 18 de junio de 2020.

[5] «Juramento Nacional turco», Red Voltaire, 28 de enero de 1920.