Un grupo de hackers turcos identificado como RedHack logró piratear los emails del actual ministro de Energía. Un tribunal turco prohibió de inmediato toda publicación y reproducción de esos mensajes electrónicos.

Pero los 20 Gigabits de datos sustraídos por RedHack fueron analizados por el profesor Ahmed Yayla, director adjunto del ICSVE (Centro Internacional para el Estudio del Extremismo Violento) y ex responsable del antiterrorismo turco [1]. Y resulta que esos datos confirman una serie de rumores extremadamente persistentes, aportando incluso nuevos detalles.

El petróleo robado en Siria por el Emirato Islámico (Daesh) se transportaba en 8 500 camiones cisterna pertenecientes a la compañía Powertans, que obtuvo –sin licitación previa– el monopolio del trasporte de petróleo en la totalidad del territorio nacional turco. Powertans es propiedad de la misteriosa Grand Fortune Ventures, domiciliada en Singapur y posteriormente transferida a las Islas Caimán. Tras ese montaje se esconde Calık Holding, la compañía de Berat Albayrak (ver foto), casado con una hija del presidente turco Recep Tayyip Erdogan… y ministro de Energía.

Hacked Emails Link Turkish Minister to Illicit Oil”, Ahmed Yayla, World Policy, 17 de octobre de 2016.

[1] «Ex jefe del antiterrorismo turco declara que Erdogan protege a Daesh», Red Voltaire, 17 de septiembre de 2016.