Según el New York Times, Israel y Egipto concluyeron un acuerdo secreto contra el Emirato Islámico (Daesh) luego de la destrucción de un avión de pasajeros ruso sobre el Sinaí, en noviembre de 2015 [1].

En virtud de ese acuerdo, reporta el New York Times, en algo más de 2 años la aviación israelí realizó un centenar de incursiones aéreas contra los yihadistas en suelo egipcio.

Esta revelación del New York Times está destinada a hacer creer que Israel ha luchado desde siempre contra los yihadistas, lo cual es absolutamente falso.

Desde 1978, y por cuenta de Estados Unidos, Israel suministra armas a la Hermandad Musulmana. Así sucedió en Afganistán, en el marco de la «Operación Ciclón» contra los soviéticos, así como en Bosnia-Herzegovina y en Kosovo. Lo mismo ha venido sucediendo en Siria, donde la ayuda israelí a los yihadistas que tratan de derrocar la República Árabe Siria lleva el nombre de «Operación Buen Vecino».

En realidad, al igual que Arabia Saudita, Israel sólo reprime ciertas actividades de la Hermandad Musulmana en suelo israelí y en los territorios palestinos, en el contexto de las acciones israelíes contra el Hamas.

La “revelación” del New York Times pudiera ser el preludio de un cambio oficial de la política de Israel hacia algunas organizaciones terroristas.

[1] “Secret Alliance: Israel Carries Out Airstrikes in Egypt, With Cairo’s O.K.”, David D. Kirkpatrick, The New York Times, 3 de febrero de 2018.