JPEG - 31.5 KB

Nosotros, el presidente de los Estados Unidos de América, Joseph R. Biden, y el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, manifestamos que Estados Unidos y Rusia han demostrado que, incluso en períodos de tensión, pueden lograr avances en sus objetivos comunes de asegurar la previsibilidad en el plano estratégico, al reducir el riesgo de conflictos armados y la amenaza de guerra nuclear.

La reciente extensión de nuestro Nuevo Tratado START es un ejemplo de nuestro compromiso en materia de control de armas nucleares. En el día de hoy, ratificamos el principio de que no es posible ganar una guerra nuclear y que esta nunca debe librarse.

En consonancia con estos objetivos, Estados Unidos y Rusia emprenderán juntos un diálogo bilateral sobre Estabilidad Estratégica en el futuro próximo, con un espíritu decidido y firme. Por medio de este diálogo, nos proponemos sentar las bases de las medidas futuras de control de armas y reducción de riesgos.