Majid Khan, un ciudadano estadounidense acusado de haber sido correo de al-Qaeda en Pakistán, ‎comparece ante un tribunal militar en la ilegal base naval estadounidense de Guantánamo [1] y ‎denunció las torturas a las que fue sometido. ‎

Majid Khan, quien fue secuestrado ilegalmente en Pakistán en marzo de 2003, declaró que ‎durante 3 días lo mantuvieron colgado de una viga totalmente desnudo y que sus carceleros lo ‎rociaban con agua helada. También fue sometido en numerosas ocasiones al suplicio llamado ‎‎waterboarding (simulación de ahogamiento con agua), le ponían música con niveles de volumen ‎ensordecedores y además fue violado y privado de alimentación bajo vigilancia médica. ‎

Majid Khan denunció que estuvo sometido a ese régimen de torturas ‎constantes durante 3 años, en 3 cárceles diferentes –una de ellas en la oscuridad total y sin ‎ningún tipo de instalaciones sanitarias donde bañarse o hacer sus necesidades fisiológicas–, ‎siempre bajo la vigilancia de funcionarios estadounidenses. Ese régimen de torturas se mantuvo ‎durante su detención en el llamado Camp 7, en la base naval estadounidense de Guantánamo, ‎hasta octubre de 2007. ‎

Es la primera vez que un tribunal militar estadounidense escucha este tipo de testimonio. ‎

A continuación adjuntamos el texto (en inglés) del testimonio de Majid Khan ante el tribunal ‎militar estadounidense. ‎

titre documents joints


(PDF - 1.3 MB)

[1La ‎base naval que la marina de guerra estadounidense mantiene en la bahía cubana de Guantánamo, ‎se encuentra en suelo de la República de Cuba ilegalmente ocupado por Estados Unidos.